Reportajes 2012 I

Abel Pintos: "mi lugar en el mundo es el escenario"

Volvió a Tucumán para actuar en el Atahualpa, el festival folclórico más esperado de la provincia, y antes del show visitó LA GACETA.

 

Viaja, canta, compone, graba, da entrevistas, abrazas a sus fans y en su tiempo libre, arenga el espíritu solidario. Así es el presente de Abel Pintos. No es casualidad que se encuentra en un momento imparable de su carrera. Precisamente, mañana será el encargado de cerrar la primera noche del Festival Atahualpa, cuya decimoséptima edición despertó una expectativa gigante. 

Viene de Salta, donde no dio conciertos sino que salió a promocionar "Sueño dorado", el CD y DVD que grabó en vivo en mayo en las ruinas de Quilmes y que salió a la venta en julio. También hizo su quinta "Firma solidaria", una jornada en la que se entrega a los deseos de sus fans (firma autógrafos y se saca fotos) a cambio de que colaboren con alimentos, ropa o juguetes. Según contó durante la visita que hizo ayer a LA GACETA, unas 1.500 personas donaron más de una tonelada de alimentos, además de ropa, para escuelas salteñas. "Es una movida muy fuerte, termino muy conmovido por todo lo que se genera, es un impacto emocional muy grande", confesó Abel. Y no es una pose: se nota que disfruta esa posibilidad que le da la vida de ayudar. 

En el Atahualpa tocará temas de su penúltimo disco, "Reevolución" (2010), pero como sabe que los tucumanos ya lo escucharon varias veces prometió subirse al escenario con versiones que sorprenderán. 

"Estamos haciendo una gira doble: por un lado presentando 'Sueño dorado' en teatros y en estadios cubiertos; y por otro "Reevolución", que es un disco que todavía genera cosas en el público. A esa parte la dejamos para los festivales y fiestas populares", explicó. 

La maquinaria de "Sueño dorado" (el nombre de la primera canción que compuso en su vida) se presentará en Tucumán alrededor de noviembre, aunque Abel no pudo precisar fechas. Es que su vida es puro presente. 

- ¿En qué instancia de tu carrera sentís que estás?

- En festejar todo lo que he vivido y todo lo que estoy viviendo. Al mismo tiempo estoy en una armonía muy importante: siento que estoy muy curtido en algunas cosas y que me queda mucho también por aprender.

- ¿Estás componiendo?

- Sí, para el disco que sale el año que viene (todavía no tiene nombre). Es un trabajo de estudio, con canciones nuevas y ya tendré unas 15 canciones. Pero como soy un autor que trabaja sobre una base bien empírica, las experiencias que vaya a vivir de aquí hasta el día que se cierre... Me ha pasado de tener elegidas algunas canciones para un disco, para "Reevolución" por ejemplo, y en plena grabación llegar con una nueva que quiero incluir. 

- ¿Grabar en Quilmes era una idea que se venía masticando desde hacía rato?

- No, la verdad es que fue algo bastante rápido. Tuvimos la idea de hacerlo en un lugar al aire libre y yo propuse la ciudad sagrada de Quilmes porque la había conocido en el 99 y la verdad es que quedé impactado. Es una prueba física del cimiento de nuestra cultura. Además, para todos los músicos que quieran saberlo, la acústica es impresionante, es una mezcla perfecta entre la tierra que absorbe el sonido y la montaña que da un rebote sin ser exagerado.

- ¿Tu lugar en el mundo?

- El escenario. Sin ninguna duda, en donde sea. Yo extraño mucho mi casa, es ahí donde me encuentro, pero tengo parte de mi corazón en muchos lugares, como en Tucumán. Soy, por el momento, federal, y espero que algún día mundial. 

Entrevista a Abel Pintos por "La Capital


"No estoy ligado al folclore tradicional como el que lleva adelante el Chaqueño Palavecino", admite Abel Pintos con una mirada entre sincera y pícara. El cantante folclórico asegura que su meta es "ser un músico popular", y claro está, pues agotó localidades para las tres funciones que dará en el teatro Broadway -que comenzaron ayer y continúan hoy y mañana a las 21- donde presentará su octavo disco más DVD "Sueño dorado". Pero antes de hacer suspirar a miles de personas con su voz, Pintos mantuvo una charla exclusiva con Escenario en donde habló de sus comienzos, del amor y de su éxito genuino.

—"Sueño dorado" salió ayer a la venta, ¿por qué hacer un balance de tu carrera a tan sólo 28 años de edad?

—Este era el momento por la popularidad que se dio con mi séptimo disco "Revolución". "Sueño dorado" tiene dos intenciones: para el público que me acompaña desde hace un tiempo es una especie de repaso de los quince años. Por eso, antes de volver a grabar un disco de estudio, quise hacer un breve repaso de mi carrera a través de las canciones más populares. Y por otro lado, quise poner al día a la gente que me sigue desde hace poco. Y ahora estoy preparando lo que será mi próximo álbum que sale el año que viene. Incluso quise mostrar mis dos etapas, la primera que comencé como intérprete, representada por "Cactus" y "El antigal" y las demás son canciones propias reversionadas.

—Hay que animarse a hacer un cover de Cerati, ¿no te dio miedo enfrentarte a las críticas?

—Para nada, fue lo más fácil del mundo porque me sentí feliz e identificado con lo que estaba haciendo.

—¿Cómo se dio tu acercamiento a la música?

—Fue muy natural. Aluciné cuando escuché a Mercedes Sosa, cuando tenía cuatro años, hasta me provocaba el llanto, evidentemente me estaban transmitiendo una data que me llegaba al alma. Entonces cuando fui un poco más grande, en vez de empezar a alucinar con ser bombero, dije, quiero cantar y que a alguien le pase lo que me pasa a mi y arranqué en un coro a los nuevo años.

—Y a los once ya estabas en Cosquín, ¿cómo pasó eso?

—Conocí a Raúl Lavié y le di un demo. Él se lo dio al productor Pity Iñurrigarro, quien decidió incorporarme a su staff de artistas y le propuso a León Gieco que me produjera mi primer disco. Esto fue en 1997 y así salió "Para cantar he nacido". En enero de 1998 León regresa a Cosquín después de quince años de ausencia, y le dieron tres horas de concierto, decidió tocar una hora y media, y la otra, dejarla para los artistas que él presentaba: Antonio Tormo y yo.

—¿Te pesa no haber tenido una adolescencia normal?

—No me pesa porque el cien por cien de mi vida tiene que ver con esto, no hago otra cosa. Nunca fui de ir al boliche, no le cazo la onda.

—¿Y qué actividades disfrutás para abstraerte de tu profesión?

—Leer. Además entreno y salgo a correr todos los días.

—"Revolución" marcó un antes y un después en tu carrera, sobre todo porque te volcaste hacia otros géneros.

—Sí, creció la popularidad, con eso la intensidad de trabajo y la experiencia, y por ende, el aprendizaje. Desde lo artístico, con "Sueño dorado" pude terminar de abrir el juego musicalmente en cuanto a géneros y me hizo muy feliz. Desde hace años venía trabajando en que el folclore no significa tradicionalismo. Es tan folclórico el Chaqueño Palavecino como Abel Pintos, Los Palmeras o la Mona Giménez: somos del pueblo y hablamos del pueblo. Yo no estoy ligado al tradicionalismo como el que lleva adelante el Chaqueño. Nunca en mi vida anduve a caballo, me subo y me caigo, ni me puse una bombacha de gaucho. Soy un bicho de ciudad y no por eso deja de gustarme el folclore. A su vez, el folclore es un género musical y ligarlo pura y exclusivamente a una sola estética con la que mucha gente no se pueda sentir identificada, evita que se puedan acercar a ese género musical. Mi objetivo era desestructurar.

—¿Te considerás un músico multiestilístico?

—Yo soy un músico folclórico y lo que persigo es ser un músico popular. Y te voy a decir algo: la música romántica en el folclore no nació con Los Nocheros, nació con Daniel Toro o con los hermanos Ábalos.

—¿En tus letras predomina el amor y el sufrimiento?

—Yo creo que uno no puede sufrir por amor. Porque el mismo sentimiento que te hace llegar a tocar "los dinteles de la gloria", como dice "Amémonos", no puede llevarte al infierno. Los problemas son cuando interviene la razón y el ego. Para mí es un festejo decirle a alguien: "No me olvides porque voy a regresar siempre".

—En la red social Twitter tenés más de 87 mil seguidores, ¿cómo llevás eso?

—No considero el fanatismo, nunca lo entendí. Para mí es gente que me acompaña, son mis cómplices.

—¿Nunca te la creíste? Llenar tres teatros seguidos no es poca cosa...

—No me tomo un minuto de mi vida en considerar si soy de perfil bajo o soberbio, porque cualquiera de los dos me estaría llevando a los lugares contrarios. Todo se basa en el amor que siento por lo que hago, por mi vida y por los seres humanos en general.

—¿Cómo te ves en veinte años?

—En la música sin ninguna duda. Me gustaría morir en un escenario.

—¿Como en el Cisne negro? ¡Sería terrorífico!

—Una muerte así podría ser, pero sería muy traumático para todos, ¿no? (risas). Voy a hacer música toda mi vida.







Julio 2012


El cantante habló subre la presentación de su nuevo disco este fin de semana en Rosario. Mirá el video.


"Vamos a presentar todo el disco en forma íntegra, en el mismo orden del repertorio para que sea una escucha del disco pero con nosotros tocando en vivo. Quisimos armar un espectáculo más que un concierto", explicó Abel Pintos respecto al show que brindará a partir de esta noche en Rosario, al que se le agregan las funciones del sábado y domingo.

El joven cantante se mostró feliz de estar en la ciudad, en la cual ha ido cosechando una importante cantidad de fans a lo largo de su carrera. "Debe ser el tercero o cuarto disco que presento en Rosario y siempre fue creciendo. Me siento muy agradecido porque este público después de cada concierto hizo muy bien el boca en boca para invitar a otras personas a ser parte del próximo concierto. La primera vez que vinimos hicimos una función a mitad de sala y ahora tenemos tres funciones. Eso habla de un crecimiento y me pone feliz que la popularidad vaya aumentando a medida que uno va creciendo, sino no lo podría disfrutar".

Este es el octavo trabajo discográfico de Abel Pintos. El primer álbum fue "Para cantar he nacido", editado en 1997, donde se encargó de poner de manifiesto toda su fuerza y talento como cantante. Más tarde lanzó "Todos los días un poco" con 11 canciones propias y una de Elpidio Herrera, además de un dúo con la correntina Teresa Parodi.

Luego de "Cosas del Corazón" y "Sentidos", en el 2006 sacó su disco de estudio titulado "Reflejo real" y un año más tarde, tras ganar el premio Carlos Gardel como Mejor Álbum Artista de Folklore Nuevas Formas, editó "La llave". A lo largo de esos años fue consolidando una carrera que explotaría con el disco "Reevolución".

Ahora, se presenta en el Teatro Broadway con "Sueño Dorado", donde reversiona temas propios. "Este no es un disco de nostalgias, es un disco para adelante para descubrir muchas cosas". Este es un repaso de las distintas etapas de la carrera de Abel Pintos como autor e intérprete donde se combinan sonidos acústicos, folklóricos y electrónicos.

"Reversionamos toda una serie de canciones que tienen que ver con mi carrera para poder festejar los 15 años que transcurrieron desde la primera vez que edité un disco. La otra intención es poder tomar algunas canciones que se volvieron populares entre el público que me sigue desde hace muchos años y hacerle un breve resumen de mi carrera a otro que se sumó por primera vez a mi música con mi último disco Revolución".

El DVD que salió a la venta junto con el CD plasma el crecimiento del artista en un espacio natural escogida por él, la Ciudad Sagrada de los Indios Quilmes. "Es el primer DVD de mi carrera. Estoy muy feliz de hacerlo ahí porque a pocos días de salir el disco a la venta ya hay muchísima cantidad de gente en el país organizando viajes para poder ir a conocer el lugar. Me parece genial haber podido hacer un DVD que sirva para mostrar mis canciones y también para que un lugar pueda tener la difusión necesaria, me pone muy orgulloso", concluyó el cantante.

Escrito por Bárbara Blati


Abel Pintos: "Gustavo Cerati me emociona como artista"

El cantante habló con Teleshow.com sobre su nuevo disco y DVD Sueño Dorado en el que interpretó "Cactus", canción del ex Soda Stereo
 

Para repasar su carrera, Abel Pintos decidió hacer Sueño Dorado, un CD y DVD con las piezas más importantes de su repertorio en un contexto natural imponente: las ruinas de los Indios Quilmes en Tucumán.

"La intención desde un primer momento era poder hacer un DVD distinto a lo que se hace normalmente como en un concierto, en un estadio", dijo el cantante a Teleshow.com para hablar sobre el nacimiento de este proyecto que tuvo su avant premiere en el Village Recoleta.

"Yo propuse el lugar porque lo conocía desde chico", explicó Abel Pintos frente a la cámara, aunque para que las Ruinas de Quilmes sea finalmente el lugar elegido tuvo que pasar una serie de pruebas técnicas porque grabar al aire libre no es un trabajo simple.

El equipo de la Sony Music (la discográfica a la que pertenece) viajó a Tucumán y cuando vio que cumplía con todos los requisitos, le avisó al cantante que su deseo se iba a cumplir: "Me llamaron un día a las 7 de la mañana porque no aguantaron para decirme: 'Este es el lugar para hacer el concierto'".

¿Cómo fue la jornada de trabajo? "Empezamos a las 6 de la mañana a probar sonido y a pasar un poco los instrumentos para que las cuerdas se templaran y demás. Y seis y media de la mañana empezamos a grabar. Las primeras seis canciones fueron de una sola toma. Y una vez que ya había amanecido y estaba total la luz del sol, nos tomamos las cosas con un poco más de calma. Pero fue muy intenso."

Entre los clásicos de su carrera, Abel incluyó dos canciones no formaron parte de su trayectoria: "El Antigal", de Petrocelli, Toro, Nievas, y "Cactus", tema de Gustavo Cerati.
 

Según explicó, la elección de ese track de Fuerza Natural -último disco del ex Soda Stereo- fue porque se siente cercano a lo que expresa su letra.

"'Cactus' porque dice muchas cosas que identifican el momento el que estoy. Habla de cosas muy inmensas y yo me siento en un momento muy inmenso", contó.

"Me gusta muchísimo Cerati. Es uno de mis autores preferidos y de mis intérpretes preferidos como cantante y como guitarrista. Me emociona mucho Soda Stereo. Es una banda que escuché mucho de chico, pero me emociona él como artista", agregó.

¿Qué dijo el entorno de Cerati sobre su interpretación de "Cactus? "Benito (el hijo) retwitteó un mensaje de alguien que habló del video y la hermana de Gustavo escribió un mail a la compañía diciendo que había escuchado 'Cactus' el día de su lanzamiento y que le había gustado. Me alegra mucho que lo hayan tomado y recibido con el respeto que lo hice".

 Ver video .

Fuente: Infobae

 

18 de septiembre de 2012 - 13:00

Abel Pintos, toda la intimidad del artista que conquista a la Argentina


El cantante habló con minutouno.com sobre su exitoso presente, cómo es su vida debajo del escenario y cómo será el show que llevará a la calle Corrientes, que ya agotó siete funciones.

 

  En el marco del festejo por sus 15 años de carrera, Abel Pintos, el joven cantautor de la voz dulce que enamora al país, recibió a minutouno.com en medio de su gira nacional y habló de sus comienzos, la relación con el público, cómo es su vida cotidiana, los proyectos para el próximo año y develó detalles de cómo será el show que el viernes 21 de septiembre desembarcará en la calle Corrientes. 


"Estoy viviendo este momento con mucha felicidad y disfrutándolo mucho. Me encuentro en un momento de mi vida y de mi carrera con una armonía muy interesante y muy importante de haber logrado todas las cosas que viví hasta ahora, porque este disco celebra 15 años de carrera discográfica y todo lo que me queda por aprender. Sentirse así, sentir la firmeza de un valor empírico muy grande y las expectativas de lo todo lo que tengo por aprender aún", expresó Abel Pintos.

"Todo el éxito de los teatros, el disco de platino, la venta que continúa en una vorágine total, es un éxito comercial que me alegra mucho porque es mi trabajo, mi carrera y hay mucha gente trabajando, y todos estos resultados permiten que podamos proyectar un montón de otros trabajos de aquí en adelante. El éxito y esa sensación lo estoy viviendo con mucha felicidad", agregó el cantante. 

"Uno cuando comienza en un camino determinado, en cualquier orden de la vida, es parte de su ilusión y fantasía que lo que va a hacer sea exitoso. Hoy tengo siete Óperas agotados hace un mes y es un éxito muy grande para mí y para mucha gente. Pero yo tuve otros momentos de éxitos en mi carrera, que quizás para otros no lo eran. Depende el parámetro de cada uno". 

"Yo siempre quise ser feliz con lo hice y sentirme exitoso. Me imaginaba el éxito porque siempre me imagino sentirme bien en cada etapa que camino y encaro. También es cierto que, y lo veo en los conciertos, en el público, que la vida me ha dado siempre mucho más de lo que yo fui capaz de imaginar. Yo alguna vez imaginé grabar un disco, y que sea de oro o de platino, pero jamás imaginé que sea a la semana de oro y a las cinco semanas de platino. Quizás el próximo disco ya salga siendo disco de platino. Pero me refiero a que uno siempre imagina algo, pero se da cuenta cuando se cumple que la vida le adosó un montón de detalles que uno no se hubiera podido imaginar", contó el artista, que se presentará los días 21, 22, 23, 24, 27, 28 y 30 de septiembre en el Teatro Ópera. 

De cara a las siete funciones, Pintos detalló cómo se prepara para la serie de shows: "La mejor forma de preparar un concierto es de gira. Por más que esté todo programado en un show es muy necesario el aceite de los conciertos, el fogueo de los escenarios. Venimos de una gira de ‘Sueño Dorado’ con una buena cantidad de presentaciones encima y eso nos permitió vivir ya muchas situaciones distintas y nos hace llegar a funciones tan importantes como las del Ópera, ya con una tranquilidad muy grande, que ya conocemos la dinámica del concierto, ya sabemos lo que funciona y se descartaron cosas y se fueron sumando otras".

El cantante adelantó, además, como será el show con el cual presenta su último trabajo discográfico "Sueño Dorado", que además incluye su primer DVD: "Tocamos todo el disco en vivo, todas las canciones y en el orden del disco. Quiero que la gente con este espectáculo pueda hacer una escucha del disco en vivo realmente, de ese disco que fue grabado en tiempo real como si fuera un recital pero sin gente". 

Dentro del último disco, Abel reversionó "Catus", de Gustavo Cerati, y explicó el por qué eligió esa canción para incluir en el álbum: "Cuando uno es autor y decide dejar de lado un espacio para interpretar el tema de otro autor, de alguna manera lo está homenajeando. La intención no fue homenajear a Gustavo Cerati. Elegí una canción que me gusta mucho de un cantante que me gusta mucho y me identifica con el momento que estoy viviendo y el contexto del disco. La textura de la canción tiene que ver con la textura donde se filmó el disco, por eso la elegí".

"Después la prensa y el público lo adoptó como un homenaje y de alguna manera fue un homenaje colectivo por la sensibilidad del momento. Yo no lo hubiera elegido así porque hablar de homenaje, normalmente aunque no siempre es así, me suena a una cuestión póstuma y Gustavo es un músico que está con nosotros, está vivo y peleando en un momento muy particular de la vida, pero está. Y creo que se generó esa especie de homenaje colectivo por lo que se lo extraña en los escenarios y en lo cotidiano", explicó el cantante.

El artista habló también sobre cómo fue variando su estilo: "En la música pasa lo que pasa en la vida, en otros órdenes. Es como si uno por irse de la casa de sus padres deje de ser el mismo, o deje de amar a sus padres. Uno empieza eligiendo un género en particular, porque le gusta o por un cariño normalmente en la niñez o la adolescencia, sobre todo porque es una etapa que es pura influencia. Yo elegí un género, me copaba el rock, la música centroamericana, las baladitas, pero escuché a Mercedes Sosa y encontré en ella la música que me emocionaba. Averiguo quién era, qué hacía y tomo al folclore como eso. Pero a su vez era la época más ecléctica de Mercedes. Yo me crié escuchando a Mercedes cantar folclore y adopté y entendí como folclore a Ariel Ramírez, a Los Chalchaleros, a León Gieco, a Charly García, a Pedro Aznar, a Spinetta e incluso hasta ‘Fragilidad’ de Sting para mí era folclore, porque yo la escuchaba cantada por Mercedes Sosa".

"Yo empecé haciendo ese folclore más tradicionalista, en esa casa de los padres, y empecé a tomar partido propio de la música y empecé a crear mi música desde un punto más ecléctico a ponerle la emoción, los sentimientos. Yo me considero un músico folclórico, yo sigo componiendo canciones de folclore y van a existir toda la vida, pero hago mi propia versión y los chicos que me escuchen a mí van a tomar al folclore de esta forma y el día de mañana van a generar una nueva versión del folclore y para mí el día de mañana será una idea distinta y de vanguardia. El folclore ya tuvo procesos así muchos años antes", agregó. 

A la hora de hablar de su público, Pintos cree que "las cosas tienen que ver como vos te las propones. Normalmente la histeria del público la genera el artista. Muchas veces voy a un lugar que se pone intenso y tiene que ver porque la gente sabe que ese momento desde que me bajo del escenario hasta que salgo son los únicos segundos que pueden saludar o sacarse una foto y eso no es histeria, es euforia, que es distinto. Porque después cuando me ven en la calle, o me cruzan en un restaurante es súper cool la situación, es más de amor, es de abrazo, de hablar calmo como si estuvieran hablando con una persona que conocen de toda la vida".

"Mi público está más cerca de la euforia que de la histeria, que es lo que me pasa a mí también, yo no podría pedir que mi público no sea eufórico, porque yo soy un tipo eufórico arriba del escenario; abajo puedo ser más tranquilo. No creo que puedo encasillar a mi público y creo que tiene que ver porque mi música es difícil de encasillar, estoy convencido que el público que un artista tiene responde al accionar del artista y al carácter. Yo por ejemplo arriba del escenario lloro y mi público es llorón como yo, y está bueno y nos morimos de la risa, porque soy de madera bailando y se genera eso que está muy bueno", agregó. 

Abel es sencillo, amable y conserva ese acento del interior. Su vida transcurre entre los escenarios desde que era muy chico y su vida gira en torno a su carrera y su amor: la música:"No hago mucho más cosas que lo que me permite hacer la música. Más allá de ser mi trabajo, es mi forma de vida, es mi carrera, estudio esto siempre me preocupo por estudiar y crecer. Además de eso es mi forma de vida y no me encuentro un día sin hacer algo que tenga que ver con la música". 

"Me gusta mucho salir a correr, pero en algún punto es por trabajo aeróbico también. Me gusta entrenar en el gimnasio y es para resistir mejor los conciertos y los viajes, me gusta mucho leer desde muy chico y lo relaciono con el hecho de nutrirme de conceptos literarios, leo de todos los géneros, me enseñaron a leer cualquier cosa desde un diario, una revista de casa deportiva o un libro de filosofía, me nutro de todos los dialectos. Me gusta ir al cine y lo hago también cuando voy de gira. Miro muchas películas en el micro, en el cuarto del hotel. No tengo ningún hobby completamente descolgado", contó.

¿Qué música escucha? "Tiene que ver con el momento. Yo musicalizo mis momentos y de la misma forma que mis momentos tienen caracteres distintos la música es distinta.Normalmente a la mañana cuando me despierto suelo escuchar ritmos divertidos, cumbia, salsa, cuarteto, que tengan mensajes de buena onda. Por la tarde  o cuando entreno, suelo escuchar rock; cuando me siento a tomar mate en casa solo, siempre escucho un disco de folclore y por la noche algo más tranquilo. Musicalizo mi vida depende el momento".

Sobre el tema del amor en sus canciones, Abel estima que sus termas de desamor no tienen que ver con sus experiencias. "Yo creo que el amor es un sentimiento muy esencial y no creo que se pueda sufrir por amor, sí por el resto de las circunstancias de lo que uno hace con esos sentimientos. Mis canciones hablan de amor y desamor y todas, hasta las más nostálgicas, hablan bien del amor y  destacan el punto interesante del amor en esa historia", aseguró. 

E
l cantante también habló sobre su vida privada: "No es que sea celoso de mi vida privada, pero yo no soy de andar mostrando mi vida, la guardo por una sensación propia y además para cubrir a las personas que son parte de mi intimidad. Porque uno entiende las reglas del juego, pero no todos los que están a mi alrededor tienen que entenderlas. Estoy soltero, no estoy en pareja y viviendo las cosas como elijo vivirlas dentro de los parámetros que se puede elegir. Pero estoy en una etapa que elijo vivirla solo".

¿Cuáles son sus proyectos? Cuando termine los Ópera, Abel viajará  a Mendoza, donde continuará con la gira de "Sueño Dorado" y los conciertos de "Revolución" por toda la provincia. "Vamos a parar para las Fiestas en diciembre, pero seguimos con la gira hasta marzo. Y el año que viene saldrá el próximo disco en el cual ya estoy trabajando, escribiendo canciones y pensando en el mensaje que voy a querer dar y calculo que en abril lo comenzamos a grabar y a mitad de año ya estará listo", adelantó.

Analía Anchel 


















 







TODOS UNIDOS POR ABEL


 


 

 




 

 
Facebook botón-like
 
 
 

Reflejo Abelero

Gifs Animados Email (1)

reflejoabelero@hotmail.com

Reflejo Abelero
en

  

 
Momentos incomparables...
 









Siempre junto a Abel
 



















 




 
Hay 19 visitantes Gracias... esperamos que regreses.
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis