Reportajes 2005
ENTREVISTA EXCLUSIVA
Abel Pintos recorrerá todo el país para presentar “Reflejo real”
En enero próximo el joven cantautor iniciará una gira que finalizará en abril. Luego presentará el disco en Buenos Aires y países limítrofes
Abel Pintos, el joven cantautor oriundo de la ciudad bonaerense de Ingeniero White, iniciará en enero próximo una gira nacional para presentar su quinto material discográfico “Reflejo real”.
El nuevo compacto está compuesto íntegramente por piezas propias. Esta fue una decisión tomada luego de la repercusión de su anterior trabajo “Sentidos”, donde temas de su autoría como “Soledad” y “Bella Flor” estuvieron en las principales radios del país con una repercusión más que excelente. En este mismo disco, el cantautor incluyó –como único tema que no le pertenece– “Alelí, bailando con mi sombra”, de Víctor Heredia. 
Cabe recordar que con este mismo tema, Pintos resultó ganador de Viña del Mar en el 2004, como mejor intérprete y mejor canción “Alelí (bailando con mi sombra)” de Víctor Heredia.
Este es el quinto trabajo discográfico de lo que él llama una carrera a la que dedicó la mitad de su vida, dado que se inició en la música desde muy pequeño. El primero de ellos fue “Para cantar he nacido” (1998) al que siguió “Todos los días un poco” (1999), luego vino “Cosas del corazón”, (2001), “Sentidos” (2004) y el nuevo “Reflejo real” (2005), que presentará oficialmente en todo el país y países vecinos como Uruguay y Chile.
Vinculado artísticamente en sus inicios con León Gieco, logró elaborar su propio camino, que lo llevó a una madurez artística propia y bien definida, nacida de su inquietud natural. Actualmente, si bien se desligó de Gieco en lo que a su carrera profesional se refiere, Pintos comentó a La República que nunca lo hizo desde el punto de vista sentimental. “Es más, tengo una excelente relación con él a tal punto que la vez que podemos nos juntamos para compartir momentos de nuestras vidas”, dijo.
Además, ambos artistas comparten no sólo la pasión por la música sino también la misma productora, por lo que “continuamente nos estamos cruzando por los pasillos y cada vez que podemos, nos reunimos en un mismo escenario”, explicó el joven cantautor.
“Reflejo real” es un paso más en la carrera de Pintos, donde una vez más, se permitió transitar por distintos caminos, con 14 canciones grabadas y mezcladas en Buenos Aires, bajo la dirección artística de Afo Verde y la producción musical de su hermano, Ariel Pintos.
“Quien pudiera” –primer corte de promoción–, “Anclada en mis sueños”, “El beso”, “A veces pasa”, “Buenos amores”, “Eternidad”, “Ofrezco”, “Huracán”, “Mi error”, “Cada segundo sin vos”, “Lucero”, “Para saber”, “Reflejo real” y “Todos iguales”, son algunos de los temas incluidos en el álbum. 
Desde el 4 de enero próximo y hasta el 28 de abril, iniciará una gira por el interior del país para promocionar su nuevo trabajo discográfico. De esta manera, se presentará en escenarios como el de La Falda (4 de enero), Federación, Entre Ríos (6); Piamonte, Santa Fe (7); Santa Elena, Entre Ríos (8); Chilecito, La Rioja (9); Canals, Córdoba (10); Villa del Rosario, Entre Ríos (13); Lucas González, Entre Ríos (14); Sanagasta, La Rioja (20); Rivadavia, Mendoza (27); General Alvear, La Pampa (28); Fiambalá, Catamarca (29). En este tiempo realizará poco más de 70 shows.
Luego se tomará un mes en Buenos Aires dado que en mayo presentará “Reflejo real” en Capital y luego visitará Uruguay y Chile. En estos países realizará una gira que iniciará en junio y finalizará en septiembre.
“Con la gira nacional vamos a recorrer todas las provincias del país. Y, en el caso de Corrientes que es una provincia que no visité nunca en mis 10 años de carrera, si no lo hago en el primer tramo que va de enero a abril, lo haré en el segundo que iniciará después de septiembre cuando regrese de Chile y Uruguay”, dijo.
Al hacer referencia a su carrera, Abel Pintos, uno de los grandes referentes del nuevo folclore y que forma parte de la sangre joven de nuestra música dijo que tuvo varias etapas. 
La primera de ellas fue cuando, con sólo 13 años subió a un escenario junto a su primer disco y acompañado por León Gieco, otro grande de la canción argentina. 
“Ese fue el momento en que la gente, más allá de que después me siguiera o no, tuvo la oportunidad de conocerme y saber quien era Abel Pintos”, explicó el joven que reconoció el orgullo qué significó para él estar junto a un grande como Gieco sobre todo porque le dio la oportunidad de que todo el país lo conociera.
Pero luego, cada vez que subía a un escenario fue logrando que el público reconociera su nombre y su obra. “La gente ya empezaba a verme como el artista no cómo el joven que subió a un escenario junto a León”, afirmó. 
Esta actitud lo llevó a crecer cada vez más a tal punto que el público comenzó a elegirlo como uno de sus favoritos de la música folclórica, lo que hizo que la vida de este joven argentino cambiara radicalmente.
Hoy, Abel Pintos, quien eligió a la música como forma de vida más que como una carrera, confiesa sentirse más que orgulloso de la posibilidad de haber hecho realidad muchos de sus sueños.
“Pero, lo más importante para mí es que, pese a haber logrado muchos de mis sueños hoy, tengo la certeza de otros muchos que quiero hacer realidad”, finalizó el joven cantautor quien, pese a su éxito en el mundo de la música, se confiesa una persona que disfruta con las cosas más sencillas como ser la familia y los amigos a quienes, pese a todo, no abandona nunca.

Fuente: Diario La Republica



ENTREVISTA: ABEL PINTOS

“Lloro todos los años el viaje de egresados que me perdí”



Cantándole a San Martín. Así arrancó su carrera artística, a los siete años y en un acto del colegio. Hoy, con cinco discos editados y varios premios ganados lamenta haber perdido, entre otras cosas, su viaje de egresados. “Quiero ser tan feliz como soy hoy para poder hacer feliz a la gente que me rodea”, asegura.

Después aquel precoz comienzo cantando en el patio de la escuela, Abel Pintos y su papá se largaron a recorrer localidades cercanas y no tanto. Animando peñas y festivales, pasaron un año con todos los fines de semana ocupados. Pero Abel pidió frenar un poco: extrañaba, entre otras cosas, jugar a la pelota.El impass musical le duró apenas seis meses y con gusto volvió al ruedo. 

A fines del 96’, cuando ya tenía 13, conoció a Raúl Lavié en un club de Ingeniero White y le hizo escuchar algunos de sus temas en un casete que llevaba especialmente para la ocasión. Al “Negro” Lavié le gustó tanto que se metió la cinta en el bolsillo y, de vuelta en Buenos Aires, se la pasó a su representante: Pity Iñurrigarro.

Cuando Pity lo escuchó, tomó la decisión de timonearlo y le ofreció a León Gieco la producción musical. León aceptó gustoso, Abel firmó contrato con Sony Music y meses después ya tenía su primer disco en la calle: "Para cantar he nacido". En menos de un año Abel Pintos llegó al festival de Cosquín. Allí recibió una "Mención Especial" y el “Cosquín de Oro 1998” como artista novel. A partir de ese momento, le llovieron reconocimientos, aplausos e invitaciones a festivales.

Muchas veces compartió escenario con su padrino artístico, León Gieco. Pero fue de la mano de Víctor Heredia, y más precisamente de una canción compuesta por su pluma —Bailando con mi sombra (Alelí)—, que Pintos cruzó la cordillera y sedujo a Viña del Mar para llevarse la “Gaviota de Plata 2004”, recibiendo el premio a la mejor canción e intérprete. Un año más tarde obtuvo el premio Carlos Gardel por su disco “Sentidos”

Si de composición se trata, Pintos recuerda consejos y atesora ejemplos de sus maestros. Víctor Heredia le recomendó que leyera más porque un día le iban a hacer falta palabras para expresar lo que sentía. Teresa Parodi le reveló que cuando se le viniera una melodía tenía que irse a dormir pensando en ella y, si a la mañana la recordaba, no iba a caber duda de que era de su autoría.

De León Gieco destaca la simpleza de los tonos que usa el músico para componer grandes éxitos. Y con Mercedes Sosa, además de adorarla, se conforma con que, de vez en cuando, le diga “te quiero”.

Hoy, con apenas 21 años, a Abel le queda pendiente terminar la secundaria, una deuda que se convierte en lamento cuando recuerda que por cantar nunca tuvo su viaje de egresado. A cambio, hace unos meses, vio la luz su quinto álbum, “Reflejo real”. Y ésta, su última placa, viene con un plus: todos los temas son de su autoría. ¿Es para lamentarse?
 


http://www.clarin.com/diario/2005/12/28/conexiones/t-01114772.htm

 







TODOS UNIDOS POR ABEL


 


 

 




 

 
Facebook botón-like
 
 
 

Reflejo Abelero

Gifs Animados Email (1)

reflejoabelero@hotmail.com

Reflejo Abelero
en

  

 
Momentos incomparables...
 









Siempre junto a Abel
 



















 




 
Hay 20 visitantes Gracias... esperamos que regreses.
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis